lunes, 2 de abril de 2018

CONVOCATORIA AL ZUR-ICH 2018




Residencia al zur-ich, 2018

Para este 2018 el Encuentro de arte y comunidad al zur-ich, su equipo de gestión y artistas responsables del evento abren su convocatoria anual para artistas y creadores en los ámbitos de las artes plásticas y visuales. Este año al zur-ich plantea su trabajo en comunidad desde un espacio de RESIDENCIA, entendiendo esta como un espacio de encuentro, dialogo e intercambio de conocimientos y saberes asentados en los territorios y aquellos desarrollados por los postulantes. El trabajo artístico y sus discursos se los piensa anclados directamente a los procesos comunitarios, socioculturales y a sus territorios en constante disputa. Los barrios de la ciudad de quito que se proponen para esta residencia son: Chimbacalle, La Tola, Chillogallo, Solanda, Cumandá, la Magdalena y La Tola.

Condiciones y lineamientos de participación:

-Esta convocatoria pueden aplicar artistas, gestores culturales, creadores, de cualquier nacionalidad y mayores de edad.
-La Residencia provee un espacio para la elaboración y producción de procesos, prácticas y proyectos vinculados al concepto de arte y comunidad.
-La Residencia tiene una duración de 60 días a partir del 13 de agosto hasta el 15 de octubre del 2018.
-Los proyectos deben ser pensados para desarrollarlos en algunos barrios de la ciudad de Quito (Chimbacalle, La Tola, Chillogallo, Solanda, Cumandá, y la Magdalena)
-Se promoverán propuestas y/o proyectos que dialoguen generen procesos o prácticas en relación a: 1) las culturas urbanas en cualquiera de sus manifestaciones, 2) las prácticas sonoras y musicales para entender las nuevas pedagogías del arte, 3) arquitecturas expandidas en relación al desarrollo sustentable, 4) la memoria social y su problemática en torno a los temas patrimoniales, 5) las cartografías críticas y su valía dentro del entramado social. Los proyectos que se envíen y apliquen para deben proponer estos temas, problemáticas, necesidades y anclajes.
-Los proponentes se comprometen a habitar y convivir en la residencia al menos el 50% del tiempo de duración de la misma.
-Se seleccionarán 10 propuestas nacionales o internacionales. 
-Bajo un convenio de cooperación entre el equipo al zur-ich, Ministerio de Cultura y Patrimonio del Ecuador y la Secretaría de Cultura del Distrito Metropolitano de Quito concederán 5 becas a artistas que demuestren su experiencia, compromiso y destreza en el desarrollo de trabajo arte-comunidad. Las 5 becas estarán dotadas de un estipendio económico de 1000 dólares al que deberán regirse las propuestas seleccionadas como ganadoras de la beca, además los costos de residencia y logística.
-Quienes no sean seleccionados dentro de las becas, pueden acceder a la residencia al zur-ich, cuyo costo es de 350 dólares. La política de ayudas y rebajas que maneja el Encuentro al zur-ich verificará la importancia del trabajo, la experiencia del residente y la pulsión del proyecto (este ítem es necesario negociar con los organizadores y para esto se solicitarán cartas y avales).
-Un equipo técnico de selección será el encargado de elegir las 10 plazas para residencia, dentro de las cuales estarán las 5 becas concedidas.                      .
-Todo el trabajo artístico producto del proceso y reflexión de los proponentes se socializarán a partir de una muestra conjunta al final de la residencia.
-Es imprescindible que los proponentes tengan la apertura para compartir experiencias, metodologías de trabajo en forma de laboratorio y en centros de acción.

La Residencia al zur-ich, 2018, cubre:

-La residencia contará con habitación compartida, desayuno, acceso a internet, visitas guiadas a talleres de artistas, organizaciones sociales, salidas de campo y salidas a espacios de descanso (Mindo y/o Puerto Quito-subtrópico de la serranía ecuatoriana).
-Es importante apuntar que el/la residente no becado también está cubierto con la estadía, alimentación (desayuno), visitas, charlas por el tiempo que dura la residencia.
-Todos los procesos artísticos desarrollados por los proponentes participantes en la residencia serán documentados por el equipo de gestión de al zur-ich. Los proponentes participantes autorizan a la organización de la Residencia, el uso de imágenes y material audiovisual únicamente para fines de difusión artísticos y culturales y bajo ningún motivo con fines comerciales.
-La residencia no cubre pasajes aéreos y/o transporte hacia Quito, ni dentro de la ciudad.
-Las propuestas aceptadas a la residencia recibirán un certificado de participación de parte de al zur-ich y avales de las entidades colaboradoras, esto para los fines que el/la proponente crea conveniente: gestión de recursos propios, pasajes de avión, etc.

Requisitos, fechas y formas de participación:

-Artistas y creadores podrán postular con una única propuesta, a partir del 28 de marzo hasta el 27 de mayo de 2018.
-Los postulantes deberán enviar: portafolio de artista,  hoja de vida, biografía corta,  y desarrollo descriptivo-conceptual del proyecto o propuesta a ser desarrollada en la residencia, donde se especifique además los requerimientos técnicos y logísticos de la misma (se puede utilizar fotografías, dibujos, bocetos, videos o según el formato que sea conveniente para explicar el, proyecto)

-Las aplicaciones deben ser enviadas a:

-A través de estos medios y canales virtuales  del Encuentro al zur-ich se responderán preguntas y aclaraciones detalladas de la residencia y sobre las becas.
-Se comunicará los resultados de la Selección de proyectos participantes y becados el miércoles 30 de mayo de 2018.

-Info y aplicaciones: psicoticosboys@gmail.com o al (593)0999843141
                                  www.arteurbanosur.blogspot.com


domingo, 3 de diciembre de 2017

AL ZUR-ICH 15 AÑOS DE ARTE EN LOS BARRIOS / EL COMERCIO

Los organizadores de la última edición del encuentro Al Zur-ich fueron Samuel Tituaña (izquierda), 
Luis Villareal (centro) y Pablo Almeida. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO.
Gabriel Flores
           Una mañana de junio del 2003, los integrantes de Al Zur-ich llegaron al parque de La Magdalena con plásticos, palos y cintas adhesivas. En un par de horas cercaron el parque y lo ‘clausuraron’. Pasado el mediodía, entraron y convocaron a los vecinos para que ayudaran a limpiar las montañas de basura acumulada. Esa especie de ‘happening’ o irrupción artística se llamó ‘Clausurado’, y fue el proyecto que marcó el norte del trabajo que más de 500 artistas y gestores culturales han realizado durante los últimos años. 
             Samuel Tituaña y Pablo Almeida son dos de los artistas que participaron en esa acción y que siguen siendo parte de Al Zur-ich, un encuentro artístico promovido por exestudiantes de la Facultad de Artes de la Universidad Central, que durante 15 años ha procurado tejer puentes de diálogo y reflexión -a través de la experimentación- entre artistas y habitantes de los barrios del sur de Quito. Tituaña cuenta que hay tres momentos que anteceden a la creación de este encuentro: las nuevas propuestas artísticas que llegaron a la Facultad de Artes a finales de la década de los 90; el trabajo que realizaron en una casa-taller de Miraflores; y la invitación de Patricio Guzmán para que participaran en el Festival del Sur. 
               El primer encuentro se hizo con USD 500 y con más ganas que planificación. Lo único claro por esos años era que no querían llegar a un barrio con una obra terminada. Almeida sostiene que su objetivo siempre fue producir en diálogo con la gente. “Nos fuimos para los barrios del sur -dice- porque queríamos romper con la centralidad cultural que existía en la ciudad. Se pensaba que en este sector no había producción artística y lo que faltaba, en realidad, era difusión del trabajo que se hacía”. Almeida agrega que con el tiempo se sumó una visión sociocultural del arte y, más tarde, una reflexión política que cuestionaba el arte institucional. Ahora, la metodología es más simple: involucrase en un trabajo cotidiano con la gente y tener claro que el interés de los participantes no debe estar enfocado en la elaboración de una obra sino en el proceso de aprendizaje mutuo, entre artistas y vecinos de los barrios. 
               Para el encuentro de este año, los actuales integrantes de Al Zur-ich decidieron ampliar su área de acción y trabajar con proyectos en tres barrios del centro: La Colmena, Toctiuco y San Juan. Para crear la cartografía de San Juan, los integrantes de Al Zur-ich conversaron con los vecinos y armaron un registro fotográfico y de video sobre su cotidianidad y memorias. El resultando de este trabajo fue exhibido en la pared de el local de Los Motes de San Juan, una intervención en la que se incluyó un archivo culinario del sector. Desde el 16 de diciembre del 2017, 15 de los proyectos de estos 15 años estarán una muestra que se exhibirá en el Centro de ­Arte Contemporáneo.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección:
http://www.elcomercio.com/…/alzurich-arte-barrios-exposicio…. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com


Gabriel Flores Una mañana de junio del 2003, los integrantes de Al Zur-ich llegaron al parque de La Magdalena con plásticos, palos y cintas adhesivas. En un par de horas cercaron el parque y lo ‘clausuraron’. Pasado el mediodía, entraron y convocaron a los vecinos para que ayudaran a limpiar las montañas de basura acumulada. Esa especie de ‘happening’ o irrupción artística se llamó ‘Clausurado’, y fue el proyecto que marcó el norte del trabajo que más de 500 artistas y gestores culturales han realizado durante los últimos años. Samuel Tituaña y Pablo Almeida son dos de los artistas que participaron en esa acción y que siguen siendo parte de Al Zur-ich, un encuentro artístico promovido por exestudiantes de la Facultad de Artes de la Universidad Central, que durante 15 años ha procurado tejer puentes de diálogo y reflexión -a través de la experimentación- entre artistas y habitantes de los barrios del sur de Quito. Tituaña cuenta que hay tres momentos que anteceden a la creación de este encuentro: las nuevas propuestas artísticas que llegaron a la Facultad de Artes a finales de la década de los 90; el trabajo que realizaron en una casa-taller de Miraflores; y la invitación de Patricio Guzmán para que participaran en el Festival del Sur. El primer encuentro se hizo con USD 500 y con más ganas que planificación. Lo único claro por esos años era que no querían llegar a un barrio con una obra terminada. Almeida sostiene que su objetivo siempre fue producir en diálogo con la gente. “Nos fuimos para los barrios del sur -dice- porque queríamos romper con la centralidad cultural que existía en la ciudad. Se pensaba que en este sector no había producción artística y lo que faltaba, en realidad, era difusión del trabajo que se hacía”. Almeida agrega que con el tiempo se sumó una visión sociocultural del arte y, más tarde, una reflexión política que cuestionaba el arte institucional. Ahora, la metodología es más simple: involucrase en un trabajo cotidiano con la gente y tener claro que el interés de los participantes no debe estar enfocado en la elaboración de una obra sino en el proceso de aprendizaje mutuo, entre artistas y vecinos de los barrios. Para el encuentro de este año, los actuales integrantes de Al Zur-ich decidieron ampliar su área de acción y trabajar con proyectos en tres barrios del centro: La Colmena, Toctiuco y San Juan. Para crear la cartografía de San Juan, los integrantes de Al Zur-ich conversaron con los vecinos y armaron un registro fotográfico y de video sobre su cotidianidad y memorias. El resultando de este trabajo fue exhibido en la pared de el local de Los Motes de San Juan, una intervención en la que se incluyó un archivo culinario del sector. Desde el 16 de diciembre del 2017, 15 de los proyectos de estos 15 años estarán una muestra que se exhibirá en el Centro de ­Arte Contemporáneo.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: http://www.elcomercio.com/tendencias/alzurich-arte-barrios-exposicion-fotos.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com
Gabriel Flores Una mañana de junio del 2003, los integrantes de Al Zur-ich llegaron al parque de La Magdalena con plásticos, palos y cintas adhesivas. En un par de horas cercaron el parque y lo ‘clausuraron’. Pasado el mediodía, entraron y convocaron a los vecinos para que ayudaran a limpiar las montañas de basura acumulada. Esa especie de ‘happening’ o irrupción artística se llamó ‘Clausurado’, y fue el proyecto que marcó el norte del trabajo que más de 500 artistas y gestores culturales han realizado durante los últimos años. Samuel Tituaña y Pablo Almeida son dos de los artistas que participaron en esa acción y que siguen siendo parte de Al Zur-ich, un encuentro artístico promovido por exestudiantes de la Facultad de Artes de la Universidad Central, que durante 15 años ha procurado tejer puentes de diálogo y reflexión -a través de la experimentación- entre artistas y habitantes de los barrios del sur de Quito. Tituaña cuenta que hay tres momentos que anteceden a la creación de este encuentro: las nuevas propuestas artísticas que llegaron a la Facultad de Artes a finales de la década de los 90; el trabajo que realizaron en una casa-taller de Miraflores; y la invitación de Patricio Guzmán para que participaran en el Festival del Sur. El primer encuentro se hizo con USD 500 y con más ganas que planificación. Lo único claro por esos años era que no querían llegar a un barrio con una obra terminada. Almeida sostiene que su objetivo siempre fue producir en diálogo con la gente. “Nos fuimos para los barrios del sur -dice- porque queríamos romper con la centralidad cultural que existía en la ciudad. Se pensaba que en este sector no había producción artística y lo que faltaba, en realidad, era difusión del trabajo que se hacía”. Almeida agrega que con el tiempo se sumó una visión sociocultural del arte y, más tarde, una reflexión política que cuestionaba el arte institucional. Ahora, la metodología es más simple: involucrase en un trabajo cotidiano con la gente y tener claro que el interés de los participantes no debe estar enfocado en la elaboración de una obra sino en el proceso de aprendizaje mutuo, entre artistas y vecinos de los barrios. Para el encuentro de este año, los actuales integrantes de Al Zur-ich decidieron ampliar su área de acción y trabajar con proyectos en tres barrios del centro: La Colmena, Toctiuco y San Juan. Para crear la cartografía de San Juan, los integrantes de Al Zur-ich conversaron con los vecinos y armaron un registro fotográfico y de video sobre su cotidianidad y memorias. El resultando de este trabajo fue exhibido en la pared de el local de Los Motes de San Juan, una intervención en la que se incluyó un archivo culinario del sector. Desde el 16 de diciembre del 2017, 15 de los proyectos de estos 15 años estarán una muestra que se exhibirá en el Centro de ­Arte Contemporáneo.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: http://www.elcomercio.com/tendencias/alzurich-arte-barrios-exposicion-fotos.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com
Gabriel Flores Una mañana de junio del 2003, los integrantes de Al Zur-ich llegaron al parque de La Magdalena con plásticos, palos y cintas adhesivas. En un par de horas cercaron el parque y lo ‘clausuraron’. Pasado el mediodía, entraron y convocaron a los vecinos para que ayudaran a limpiar las montañas de basura acumulada. Esa especie de ‘happening’ o irrupción artística se llamó ‘Clausurado’, y fue el proyecto que marcó el norte del trabajo que más de 500 artistas y gestores culturales han realizado durante los últimos años. Samuel Tituaña y Pablo Almeida son dos de los artistas que participaron en esa acción y que siguen siendo parte de Al Zur-ich, un encuentro artístico promovido por exestudiantes de la Facultad de Artes de la Universidad Central, que durante 15 años ha procurado tejer puentes de diálogo y reflexión -a través de la experimentación- entre artistas y habitantes de los barrios del sur de Quito. Tituaña cuenta que hay tres momentos que anteceden a la creación de este encuentro: las nuevas propuestas artísticas que llegaron a la Facultad de Artes a finales de la década de los 90; el trabajo que realizaron en una casa-taller de Miraflores; y la invitación de Patricio Guzmán para que participaran en el Festival del Sur. El primer encuentro se hizo con USD 500 y con más ganas que planificación. Lo único claro por esos años era que no querían llegar a un barrio con una obra terminada. Almeida sostiene que su objetivo siempre fue producir en diálogo con la gente. “Nos fuimos para los barrios del sur -dice- porque queríamos romper con la centralidad cultural que existía en la ciudad. Se pensaba que en este sector no había producción artística y lo que faltaba, en realidad, era difusión del trabajo que se hacía”. Almeida agrega que con el tiempo se sumó una visión sociocultural del arte y, más tarde, una reflexión política que cuestionaba el arte institucional. Ahora, la metodología es más simple: involucrase en un trabajo cotidiano con la gente y tener claro que el interés de los participantes no debe estar enfocado en la elaboración de una obra sino en el proceso de aprendizaje mutuo, entre artistas y vecinos de los barrios. Para el encuentro de este año, los actuales integrantes de Al Zur-ich decidieron ampliar su área de acción y trabajar con proyectos en tres barrios del centro: La Colmena, Toctiuco y San Juan. Para crear la cartografía de San Juan, los integrantes de Al Zur-ich conversaron con los vecinos y armaron un registro fotográfico y de video sobre su cotidianidad y memorias. El resultando de este trabajo fue exhibido en la pared de el local de Los Motes de San Juan, una intervención en la que se incluyó un archivo culinario del sector. Desde el 16 de diciembre del 2017, 15 de los proyectos de estos 15 años estarán una muestra que se exhibirá en el Centro de ­Arte Contemporáneo.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: http://www.elcomercio.com/tendencias/alzurich-arte-barrios-exposicion-fotos.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com
Gabriel Flores Una mañana de junio del 2003, los integrantes de Al Zur-ich llegaron al parque de La Magdalena con plásticos, palos y cintas adhesivas. En un par de horas cercaron el parque y lo ‘clausuraron’. Pasado el mediodía, entraron y convocaron a los vecinos para que ayudaran a limpiar las montañas de basura acumulada. Esa especie de ‘happening’ o irrupción artística se llamó ‘Clausurado’, y fue el proyecto que marcó el norte del trabajo que más de 500 artistas y gestores culturales han realizado durante los últimos años. Samuel Tituaña y Pablo Almeida son dos de los artistas que participaron en esa acción y que siguen siendo parte de Al Zur-ich, un encuentro artístico promovido por exestudiantes de la Facultad de Artes de la Universidad Central, que durante 15 años ha procurado tejer puentes de diálogo y reflexión -a través de la experimentación- entre artistas y habitantes de los barrios del sur de Quito. Tituaña cuenta que hay tres momentos que anteceden a la creación de este encuentro: las nuevas propuestas artísticas que llegaron a la Facultad de Artes a finales de la década de los 90; el trabajo que realizaron en una casa-taller de Miraflores; y la invitación de Patricio Guzmán para que participaran en el Festival del Sur. El primer encuentro se hizo con USD 500 y con más ganas que planificación. Lo único claro por esos años era que no querían llegar a un barrio con una obra terminada. Almeida sostiene que su objetivo siempre fue producir en diálogo con la gente. “Nos fuimos para los barrios del sur -dice- porque queríamos romper con la centralidad cultural que existía en la ciudad. Se pensaba que en este sector no había producción artística y lo que faltaba, en realidad, era difusión del trabajo que se hacía”. Almeida agrega que con el tiempo se sumó una visión sociocultural del arte y, más tarde, una reflexión política que cuestionaba el arte institucional. Ahora, la metodología es más simple: involucrase en un trabajo cotidiano con la gente y tener claro que el interés de los participantes no debe estar enfocado en la elaboración de una obra sino en el proceso de aprendizaje mutuo, entre artistas y vecinos de los barrios. Para el encuentro de este año, los actuales integrantes de Al Zur-ich decidieron ampliar su área de acción y trabajar con proyectos en tres barrios del centro: La Colmena, Toctiuco y San Juan. Para crear la cartografía de San Juan, los integrantes de Al Zur-ich conversaron con los vecinos y armaron un registro fotográfico y de video sobre su cotidianidad y memorias. El resultando de este trabajo fue exhibido en la pared de el local de Los Motes de San Juan, una intervención en la que se incluyó un archivo culinario del sector. Desde el 16 de diciembre del 2017, 15 de los proyectos de estos 15 años estarán una muestra que se exhibirá en el Centro de ­Arte Contemporáneo.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: http://www.elcomercio.com/tendencias/alzurich-arte-barrios-exposicion-fotos.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

sábado, 25 de noviembre de 2017

PREMIO DEL PÚBLICO 2017






Fama, fortuna y amor. Todo esto no lo vas a tener en el Premio del Público. Y es que en verdad no se trata de esos concursos a los que tradicionalmente estamos acostumbrados, se trata de proponer una opción diferente de exhibición y producción de obras y objetos visuales. La prioridad no recae en el ganar unos cuantos miles de billetes sino en la posibilidad de mostrar obras en circuitos distintos, es así, que en esta octava edición del Premio del Público, el Barrio de San Juan decidirá quienes serán los triunfadores. Si bien en este premio se repite la estructura de un observador frente a un grupo de obras, lo que es irrepetible son las condiciones en que una exposición se da. La comunidad de San Juan y los asistentes a la exposición “En mis quince”, decidirán cuál es la obra que más les atrajo y en un papel dejará el voto por el número de la obra.
al zur-ich Encuentro de arte y comunidad junto al Centro de Arte Contemporáneo de Quito invitan a ustedes a participar dentro del 8vo Premio del Público 2017. La octava edición de este certamen formará parte de la exhibición “En mis Quince” por los 15 años de existencia de este importante encuentro de arte contemporáneo nacional.
El Premio del Público, fue un importante espacio de exposición y circulación, propuesto para recorrer barrios de la ciudad en beneficio de la comunidad y para mostrar obras de arte contemporáneo de artistas emergentes y consagrados.
- Este año hacemos el llamado a artistas que participaron en las ediciones anteriores del Premio del Público, ganadores o no, donde se priorizará las obras que se expusieron en dichos años, ocasionalmente si los artistas inscritos no contaran con aquella obra se concederá el espacio con otra obra a definir con la organización.
- El Centro de Arte Contemporáneo y el artista participante será el responsable del montaje y facilitará la exposición de las obras.
- Cada obra deberá tener una identificación completa en su parte posterior (si es bidimensional), o adjunta si es tridimensional. Si es performance o video, discurso, acción, embarrada, etc., obligatoriamente se necesita una ficha técnica que contenga la intencionalidad y razón de ser.
- La organización podrá requerir mayor información de las obras si se considera necesario.
- Las obras se mantendrán expuestas mientras dure la expo retrospectiva “En mis quince”, en una sala específica, la cual servirá en gran manera para el diálogo educativo y gestión de públicos.
- La premiación de la obra ganadora se la realizará en la clausura de la exposición “En mis quince” o en una fecha intermedia a determinar con los organizadores.
- El 8° Premio del Público asignará un premio de 200 dólares a la obra que obtenga la mayor cantidad de votos, el segundo lugar se hará acreedor de un combo de información e impresos del proyecto al zur-ich, el tercer lugar se hace acreedor de un fuerte abrazo (ocasionalmente podría ser canjeado por un combo en la cervecería local).
- Las personas que votarán serán escogidas indistintamente en el barrio de San Juan bajo un sistema de control específico desarrollado por el área de Mediación y Educación del CAC, al igual del público asiste a la exposición retrospectiva.
- Todas las obras enviadas serán expuestas sin necesidad de una curaduría previa. (No está demás decir que no se aceptan obras que atenten contra el espacio expositivo, el medio ambiente, los seres vivos o conceptos racistas, esencialistas, violencia de género y sexualidad explicita).
- Es obligatorio (otra vez, obligatorio), enviar las postulaciones hasta el día 5 de diciembre de 2017, al correo: encuentroalzurich2002@gmail.com y alzurich@hotmail.com, donde deberán contener una fotografía digital de la obra (no del artista), año de participación en Premio del Público y ficha técnica (propuesta actual si la obra ya no se encuentra).
- La recepción de las obras se hará en el Centro de Arte Contemporáneo de Quito ubicado en las calles Montevideo y Luis Dávila del 7 de diciembre al 12 diciembre de 09h00 a 17h00.
-Es indispensable tener las inscripciones y propuestas claras ya que el espacio expositivo es reducido y necesita ser adecuado al proyecto Premio del Público.
-Una sola obra (por favor) que no exceda las dimensiones razonables (concepto de razonable, acudir a cualquier diccionario disponible en la tienda del barrio)
-La inauguración del 8vo. Premio del Público y de la exposición retrospectiva “En mis quince” será el sábado 16 de diciembre de 2017
Salud y anarquía.
PD: Los artistas interesados en exponer y que no hayan participado en las ediciones anteriores, pueden enviar también la postulación pero estarán sujetos a las condiciones del espacio y a la fila de obras que sí estuvieron en las otras ediciones)
Esofff (cualquier información adicional, preguntar no más a los correos mencionados)